Un valor fundamental que toda empresa debe proyectar es la credibilidad, sin la cual todo es en vano. No se compran ideas y mucho menos productos o servicios si no hay un alto nivel de credibilidad.

Una página web es en muchos casos el primer contacto que las personas tendrán con una empresa u organización de cualquier tipo, y todos sabemos que no hay una segunda oportunidad para dar una primer buena impresión.